» » ¿Qué mantenimiento debemos dar a los cierres enrollables metálicos?

¿Qué mantenimiento debemos dar a los cierres enrollables metálicos?

Publicado en: Puertas automáticas 0

Mantener en buen estado un cierre enrollable metálico y que realice su función si problemas es una tarea de profesionales en la que podemos participar chequeando elementos de la puerta y realizando unas rápidas acciones de mantenimiento. En ellas, un punto muy importante es velar por que los componentes de la misma se encuentren en óptimas condiciones y limpios.

Un elemento vital en estas puertas es el motor, que no requiere mantenimiento ya que presenta su propia lubricación en el interior. Si al abrir o cerrar la puerta e detectan tirones o ruidos extraños debe consultar con un profesional que detecte su origen ya que son varios los elementos que pueden ocasionar este síntoma. Si lo dejamos pasar el coste de la reparación puede ser mucho mayor, o afectar al futuro dela puerta.

En muchas ocasiones vemos a propietarios de tiendas o cocheras engrasando las guías de sus cierres metálicos enrollados con la seguridad de que ello contribuirá a un mejor funcionamiento. Sin embargo, no es así. Lo cierto es que lo único que se consigue con ese añadido es que el paso por donde avanzan la puerta se haga más estrecho debido a la densidad de la grasa y a que vayan llegando partículas de tierra y elementos externos que se quedarán adheridos y harán más complicado un roce suave. Por eso la recomendación es el uso de grasa en spray cada tres o cuatro meses, como mejor opción para la lubricación.

Si se puede acceder al eje de la puerta debemos engrasar las poleas, pero únicamente el punto de rozamiento con el eje. No debemos engrasar otros elementos sin movimiento pues fomentaremos la adherencia de suciedad y partículas.

Otras cuestiones a vigilar en estas puertas son el eje de enrollamiento, una pieza vital para el eficiente funcionamiento del sistema de la puerta, las poleas y la correcta limpieza de las guías, que permitan el natural deslizamiento de la puerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *