Home » Puertas automáticas » ¿Qué hago si me quedo encerrado en el garaje?

¿Qué hago si me quedo encerrado en el garaje?

Publicado en: Puertas automáticas 0

Todo en esta vida puede averiarse. Cualquier automatismo puede tener un fallo o sufrir una avería que condicione su funcionamiento. Las puertas automáticas no están a salvo de esta incidencia. Un contratiempo como ese no es una buena manera de comenzar el día. Aprietas el botón de tu mando a distancia y la puerta no responde, el reloj apremia, el trabajo o el colegio de los niños espera, y tú allí pulsando el botón como si te fuera la vida en ello. Un trastorno, sí, como tantos otros en el hogar cuando la lavadora dice “hasta aquí hemos llegado” el aire acondicionado no enfría en el día más caluroso del año o el grifo no para de gotear.

Vamos a actuar con calma, porque los nervios solo conducen a situaciones más graves. Debemos comprobar que no existe elemento alguno que se encuentre bloqueando u obstaculizando el rayo del sensor que permite la apertura o que la suciedad acumulada ha distorsionado su correcto funcionamiento. Ese puede ser uno de los  motivos de que éste no reciba correctamente la señal y la puerta no inicie su correcta apertura.

No fuerces el mecanismo ni intentes actuar por tu cuenta ya que puedes empeorar la situación e incluso convertir una avería sin importancia en una rotura cuya factura se dispare. Lo mejor será que contactes con los responsables del mantenimiento del dispositivo para que chequeen el sistema y localicen donde está el motivo de esta desgraciada contrariedad. El sistema de funcionamiento es simple pero delicado y si se intenta abrir a la fuerza puede quedar inutilizado y algún de sus componentes roto, y su repuesto deberá añadirse al coste de la avería real inicial. Un simple cable suelto es fácil de arreglar, y económico, pero un engranaje forzado puede ser muy costoso.

Asegúrate de que las pilas del mando están en buenas condiciones  y cuentan con energía, y que el sistema eléctrico de la vivienda o edificio recibe corriente. Puede que haya habido un corte de suministro que no hayas detectado. Si la puerta funciona con un código asegúrate que introduces el correcto, muchas veces las prisas nos hacen caer en errores y tecleamos combinaciones que pertenecen a otros dispositivos simplemente por inercia.

La mayoría de los modelos incorporan una opción manual para desbloquear el sistema automáticamente. Hazlo de manera asegurándote de no causar daños. Si la urgencia es mucha también puedes soltar las tuercas de los brazos, pero eso solo en situaciones de extrema necesidad. No queremos causar daños que repercutan en nuestro bolsillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *