» » La puerta automática como producto de seguridad. 5 razones para tal afirmación

La puerta automática como producto de seguridad. 5 razones para tal afirmación

Publicado en: Puertas automáticas | 0

Hoy en día casi todo el mundo que tiene garaje en su casa tiene instalada una puerta automática. Y es que seamos sinceros, la facilidad que tiene abrir la puerta sin bajarte del coche es una tentación para cualquiera. La opción de una puerta automática puede parecerte algo peligrosa, ya que normalmente suele decirse que una puerta automática tiene muchos peligros, debido al hecho de que puede cerrarse sola y pillar a alguien a su paso. Pero esta afirmación dejó de ser cierta hace ya tiempo, cuando empezaron a incorporarse a ellas diversos dispositivos de seguridad. Así que vamos a explicar el por qué las puertas automáticas son la mejor opción para estar seguros.

  • Las puertas automáticas llevan incorporadas un sensor de presencia que hace que si alguien pasa cuando se está cerrado, la puerta retroceda o se pare. Además, estos detectores de presencia son obligatorios hoy en día.
  • Vienen preparadas por si se produce un corte de energía podamos activarla manualmente y abrirla y cerrarla de manera manual.
  • El paracaídas: Es un elemento necesario en una puerta automática que sube para el techo, ya que evitaría la caída de la puerta en el momento en el que se rompa el cable del mecanismo de subida y bajada automática.
  • Las puertas automáticas de dos hojas deben llevar incorporado el sistema anti pinzamiento, para evitar así que si alguien mete la mano entre las dos hojas mientras se cierra la puerta, le estruje la mano.
  • En las puertas que se abren para arriba tenemos que poner unas bandas de seguridad, las cuales permiten que si hay alguien debajo mientras la puerta se cierra esta no sea estrujada y le cause el mínimo daño.

Así que ya veis que hoy en día las puertas automáticas son más seguras de lo que nos creemos ya que por normativa deben llegar todos los mecanismos de seguridad existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *