Home » Puertas automáticas » El origen de las puertas automáticas

El origen de las puertas automáticas

Publicado en: Puertas automáticas 0

Estamos tan acostumbrados a ver las puertas automáticas a nuestro alrededor, que ya casi ni las tememos en cuenta. Se han integrado perfectamente en nuestro entorno y han pasado a ser parte de nuestras comodidades diarias. Las puertas automáticas son un elemento con mucha historia, que comenzó a desarrollarse mucho antes de lo que podamos imaginar. Hay que remontarse al siglo I para encontrar sus orígenes. En aquellos tiempos no existía la electricidad, pero ello no fue obstáculo para que los inventores de antaño cavilaran la posibilidad de que una puerta pudiera abrirse sin necesidad de la fuerza del hombre. En aquellos momentos se usaba el vapor de agua como accionado de las mismas, ayudado por cada vez más complejos sistemas de poleas que hacían posible lo que muchos seguros admiraron como si fuera magia. Su artífice documentado fue Heron de Alejandría. Pero se tuvo que esperar muchísimo tiempo para que llegaran las puertas automáticas con motor eléctrico. Fue la empresa Overhead Door Corporation la que construyó y diseñó la primera puerta automática de garaje de la era moderna.

Tras ese hito, los acontecimientos se precipitaron con celeridad, de manera que se fueron fabricando los diversos modelos con los que hoy convivimos, como las puertas abatibles, las de corredera o las seccionales. Fue ya en la década de los 60 del pasado siglo cuando llegaron las basculantes, para posteriormente dejar paso a otros modelos como las ascendentes por secciones a cuadros con imitación de madera. Más recientemente las continuas mejoras derivaron en puertas con bastidores de acero, forradas con aluminio, cerradas, abiertas, etc. Una amplísima gama de este tipo de cerramientos automatizados está hoy en los sitios más insospechados, desde hostelería a comercios, pasando por industrias y hogares, de manera que contribuyen a hacernos la vida más confortable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *