Home » Puertas automáticas » ¿Cuál fue el origen de las Puertas Automáticas?

¿Cuál fue el origen de las Puertas Automáticas?

Publicado en: Puertas automáticas 0

Ya nos hemos acostumbrado a tener en nuestro entorno urbano y en el hogar la comodidad que nos proporcionan las puertas automáticas. Esos mecanismos, que tantos espacios nos abren a diario, cuentan con una historia propia que no es tan contemporánea como pudiéramos pensar. Su mejor logro es que permiten abrir una puerta sin la necesidad de que la mano humana tenga que intervenir, evitando esfuerzos. En su gama de opciones encontramos interruptores, mandos, sensores y otros elementos que permiten que el automatismo sea efectivo.

No pienses que las puertas automáticas llegan a la vida del ser humano de la mano de la electricidad. Antes de que la corriente eléctrica existiera, estos elementos funcionaban con vapor de agua. Éste ejercía una presión suficiente como para desplazar la puerta mediante un sistema de poleas y transmisiones. Se cree que la primera puerta automática data del siglo I d.C., de la mano de Herón de Alejandría.

Ya en el siglo XIX llegó el motor eléctrico para perfeccionar el mecanismo y posibilitar una buena cantidad de opciones que duran hasta nuestros días. Como hito mencionaremos cuando la empresa Overhead Door Corporation presentaba la primera puerta automática de garaje ascendente y revolucionaba el mercado. Poco a poco el sector fue incrementando su transformación y logros, de manera que comenzaron a instalarse puertas abatibles, correderas, seccionales… y en 1960 las basculantes, un nuevo logro en el sector. Las últimas en llegar fueron las ascendentes, determinadas por secciones a cuadros.

Recientemente, sucedieron otras novedades como que los bastidores de los portones comenzaron a fabricarse de aluminio, consiguiendo una gran calidad. Desde no hace mucho, la estandarización de la fabricación y la automatización de esta ha hecho posible un menor coste y una mayor rapidez en su construcción, llegando a un mayor número de propietarios que ya si se puede permitir este automatismo. El futuro de este sector está plagado de retos. Tras 2000 años de vida nos esperan novedades muy llamativas que servirán para hacernos la vida aún más cómoda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *